viernes, 31 de octubre de 2008

ESTUDIANTINA UNISON







La música es indiscutible-mente un vehículo de aceptación social, y cuando nace desde un grupo de jóvenes amigos, cuyo interés común es el querer manifestar sus inquietudes, habilidades y talentos, el común denominador, que es la música, se conjuga fácilmente, trascendiendo proyectos de tal magnitud que se van heredando de generación en generación.
Hoy en el año 2008 la UNISON celebra los 40 años de fundación de la estudiantina de la Universidad de Sonora y para ello realizó en el edificio principal de Rectoría una sencilla pero emotiva celebración dónde acudieron la mayoría de los integrantes, los chicos de aquellos ayeres, y donde se dejaba ver que algunos de ellos tenían muchos años sin verse y el re-encuentro resultó todo un acontecimiento.
Primeramente se dio una bienvenida a todos los que estábamos presentes además de una reseña del desempeño de dicha estudiantina desde sus inicios, los recuerdos y anécdotas alborozaron los discursos, se hicieron presentes los ya ausentes y se festejaron con las ocurrencias del narrador, otro de los fundadores.
El rector Pedro Ortega dirigió una palabras de agradecimiento y develó una placa dónde están inscritos los nombres de aquellos muchachos que entusiasmados por su gusto musical y siguiendo la corriente de aquellos años fundaron la estudiantina, esos muchachos que con sus cantos y serenatas estudiantiles acompañados de mandolinas, panderetas, acordeón, guitarras y bajo conquistaban a mas de un corazoncito en serenatas al balcón de las muchachas o en las clásicas marchas cantadas por las principales calles de la ciudad de Hermosillo de los 60’s.
Esta tarde de octubre presencié momentos muy significativos para mi esposo, y desde luego para mí que le acompañé, él fue uno de aquellos estudiantes pioneros de esta estudiantina y también su segundo director, por lo que el gusto de ser testigo de tal homenaje me llenó de alegría.
Una vez terminado el protocolo de la develación entró con jubilo y algarabía la actual estudiantina, todos ellos ataviados con uniformes a la usanza española y con sus clásicas capas llenas de los coloridos listones y escudos que señalan las serenatas y los recuerdos de ellas; fue tal alboroto y emoción que los homenajeados también se unieron a los cantos, hubo risas, recuerdos y literalmente más de una lagrima rodó. La estudiantina se colocó en la famosa escalinata de rectoría, como en aquellos tiempos. Aproximadamente 30 jóvenes ambientaron este grato momento y me llamó la atención la cantidad de mandolinas que tienen y todas al unísono pero mas me admiré al observar que ejecutaban 6 panderetas y las tocaban con tal destreza y precisión de tiempo que daba la impresión de ser una sola. Fue impresionante cómo el pasillo se llenó de energía con las voces de todos ellos, tenores y barítonos bailando al compás de los cantos, pero la emoción iba en aumento, pues los estudiantes del ayer se unieron a los de la estudiantina actual y resultó todo un improvisado pero perfecto ensamble musical, parecía que se había ensayado.
Pero la noche continuó con la reunión de los ex alumnos, ya que como corolario de la celebración organizaron una cena, claro, con música y artistas invitados, ahí me maravillé de ver a un peculiar guitarrista acompañándoles, con una digitación extraordinaria pues deslizaba las notas sobre los trastes de su guitarra a una velocidad sorprendente, inimaginable, es para verlo, no se puede describir tal fenómeno. Dentro de esta reunión estuvieron otros artistas profesionales más, el trío de jóvenes llamados “Tres de Copas”, así como el comediante “El Costeñito”, ellos también se unieron a la gran fiesta y compartieron con los homenajeados parte de sus habilidades, haciéndonos reír y entonando bellos cantos del ayer. No podía faltar la participación de algunos de los integrantes de la estudiantina del ayer que aún conservan el don y la gracia del canto.
Realmente fue una extraordinaria, versátil e inolvidable velada.




3 comentarios:

Maria Isabel dijo...

nunca eh tenido la oportunidad de asistir a ver y escuchar una estudiantina, pero se ve que tu te divertiste mucho llendo y escuchando el trabajo musical que presentaron.
me da gusto que existan movimientos y personas que ayudan este tipo de proyectos y que es una manera de impulsar a los jovenes a la musica, espero algun dia poder asistir a escuchar una studiantina..

Alexis Viridiana dijo...

que maravilloso seria, verlo de cerca este tipo de acotecimiento, me gustaria estaria, tener la oportunidad de verlos y escucharlos tocar,esas grandes melodias.

viviana dijo...

Me hubiera gustado mucho acompañarlos a esta bellisima e inolvidable velada. Me es muy agradable escuchar la interpretación de estudiantinas, tienen una magia de trasladarme en tiempo y espacio.

Muchas felicidades a la estudiantina de la UNISON y en especial a tu esposo.

VIVIANA TOLEDO